LA MAGIA DE LA RESPIRACIÓN

LA MAGIA DE LA RESPIRACIÓN

Escucha, ¿Estás respirando? sólo un poquito… Vale!, a eso le llamo estar vivo.

LA RESPIRACION TE CENTRA 

Cuando estaba trabajando en las compañías corporativas, me di cuenta que practicar el control de la respiración (pranayama) en el trabajo me ayudaba a suavizar el ritmo de una conversación, lo que me permitía estar más centrada y más reflexiva cuando me hacían una pregunta, inhalaba y luego exhalaba lento y profundo antes de responder, todavía hago esta práctica la adopté después de que un profesor de yoga me lo aconsejara en clase hace varios años, y ahora como profesora lo comparto con vosotros, me ayuda a calmar a ese mono o hamster inquieto que está dando vueltas en la en la rueda de mi mente, necesito un tiempo para pensar lo que tengo que decir y me ayuda a no tener que lamentarme después de lo que he dicho.

Pranayama = Prana (energía o fuerza vital) y ayama (control). Estás vivo porque respiras. Tu respiración te aporta fuerza vital. Pranayama es el aprovechamiento y la utilización de esa fuerza energética a través de ser conscientes de la respiración.

La concentración en la respiración forma parte integral de la práctica física y es indiscutible que puede ser muy útil en tu vida laboral.

 
“La respiración es el puente que conecta la vida con la consciencia, que une tu cuerpo con tus pensamientos.” Aunque puedas aprender muchas técnicas de pranayamas (de respiración), de lo único que siempre has de ser consciente es de tu respiración natural. 

Thich Nhat Hanh

RESPIRAR ES INTELIGENTE 

Lo que he ido observando durante estos años es que muchas personas cuando están en una entrevista en el trabajo o teniendo una conversación con sus compañeros siempre quieren demostrar que son buenos que son personas inteligentes y el hecho de parar y respirar demuestra que no somos unas personas inteligentes porque estamos programados para pensar que la inteligencia y la decisión van de la mano, hay que hacer una pausa antes de contestar no parece la mejor forma de demostrarlo, pero es más inteligente parar y respirar que responder por responder y querer demostrar ser inteligente.

Otra cosa que me he dado cuenta es que como no somos conscientes de la respiración no sabemos si estamos cansados, con ansiedad, con estrés.

 
La próxima vez que notes que estás adormilado o que no tienes ganas de hacer nada, observa tu respiración. Cuando estás cansado la respiración es muy superficial y, por tanto, entra muy poco oxígeno en tu cuerpo. Cuando tienes estrés, estás furioso o agitado, observa lo cortada e irregular que es tu respiración.

IDENTIFICAR LA RESPIRACIÓN

Los estudios muestran que lentificar la respiración y otras técnicas de pranayama pueden mejorar el estado de ánimo, la atención mental y la memoria, todas ellas cualidades imprescindibles en el trabajo. Es una práctica física que afecta a tu sistema cardiovascular. La respiración profunda también te puede ayudar a conciliar el sueño más rápido y a dormir más profundamente. Si descansas mejor te sentirás más renovado y atento en el trabajo.

Respirar también puede significar encontrar, “al observador” que te ayuda a reconocer una respuesta emocional antes de que ésta se interponga en el camino de lo que quieres conseguir. 

Cuatro sugerencias para practicar pranayama (respiraciones)

1- Recuerda observarte en situaciones de mucho estrés, o cuando estés cansado o sin ganas de hacer nada ¿cómo estás respirando? Anota lo que observas.

2- Experimenta cambiando tus patrones respiratorios, cuando estés conversando, estresado o cansado. ¿Qué es lo que cambia?. ¿Cómo afecta a tu conversación, relación o dinámica en el trabajo?

3- Experimenta por un día respirar profundo antes de contestar a una afirmación o pregunta ¿Qué has observado? ¿Cómo ha cambiado la calidad de tus respuestas? ¿Cómo ha afectado en la conversación?

4- La próxima vez que esperes a alguien o estés haciendo cola, apoya bien los pies en el suelo, relaja los hombros y concéntrate en la respiración ¿cómo cambia tu experiencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
¿Te puedo ayudar? Escríbeme